Con esta soga que aprieta y desespera

haré nudos floreados de incierta luz despierta

que aten las manos que golpean

y cierren la boca que muerde desgarrando

la verdad y la carne dolorida por la espera.

Con el bozal que usurparon de mi boca

labraré sudario pleno de maleza

para enterrar con el en sementera

la barbarie, la mentira y el grito, de manera

que se quede la mendacidad, sorda, muy quieta.

Labraré con las sombras los caireles

que adornen bellas madrugadas,

 con su grito despertaremos al dormido

 dejando entre abrazos el hastío.

#MariaToca

Santander-24-3-2017. 19,13

 

Publicado en poema | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Costuras

 

Cosiendo la piel,

por costurones resquebrajada y macilenta,

respira hoy la ausencia.

Por las gateras plenas de plomo averiado y estridente

se escapa el oxigeno amputado de mi esencia.

Cosiendo las desgarraduras ampulosas

que el tiempo labró en cruel espera.

Remiendos flojos que no disimulan

el destrozo de la existencia

y sus interminables senderos

empedrados a golpe de cincel escarmentado.

Cosiendo las heridas,

remiendos del paso que nos lleva

al cruce de caminos escarchados.

Respirando por ellas

cuando apenas, si se cierran y se ocultan

las lágrimas que alimentan

y fecundan la tierra

donde, amables y vencidos, anidamos.

Así, con la espadilla

colmada de filamentos ampulosos

nos cosemos a la vida

temiendo, que se pase y nos olvide

dejándonos aislados, entre olmos

y a la espera de que alguien, como a Lázaro,

nos despierte y nos lleve de la mano

hacia el descanso amparados entre umbríos

y cubiertos de un lodo seco que nos guarda

de cruzar otras veredas más dispares

#MariaToca

Santander-23-3-2017. 19,34

 

Publicado en poema | Etiquetado , , | Deja un comentario

Monologueando

En soledad,

en el crepúsculo tardío de la tarde,

cuando el paisaje se viste con la bruma

y se peina  el horizonte entre las olas.

 En soledad,

busco el encuentro, o me dejo encontrar

por la nostalgia. Pesan, los cantos rodados

como bardos apoyados en la espalda.

En el silencio candente de la noche

sentada frente a frente con la ausencia…

Busco la lujuriosa afrenta de la muerte.

Sola.  Hueca. Vacía.

Entre el desespero y la agonía

mientras, por la ventana cae la tarde.

Así, con la silente compañía

 de fantasmas, de informes presencias

que atestiguan, lo que fue, lo que es

y lo que queda. Apenas un soplo

de tranquila primavera.

Ausente, exiliada de la vida. En soledad.

Pagado con  silencio  el pecado

de estar viva.

#MariaToca

Publicado en poema | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Sentada y esperando

Me siento a esperar

debajo del cansancio

que oprime y acelera

las mechas del destino.

Me siento, bajo el techo difuso

del árbol bien prendido

de hojas y esperanza.

Cansada, vieja, huera,

me siento. No sé qué es lo que espero

tampoco si hace frío

o si los atalajes

del viento y la memoria

me aplacarán la ira de no tener siquiera

en la frente arrugaba,

la memoria, con prisa.

Me siento, estoy cansada,

bajo un palio de nubes

mecida por la brisa

que se mueve en colores.

#MariaToca

Santander-10-3-2017. 15,15

Publicado en poema | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Pongo distancia

Con distancia, como si un brazo extensible amparara mi cuerpo.
Poniendo lejanía del inerte,
del prepotente, del que se ancla en la queja
y del que hace al semejante, enemigo,
por no vencer sus propias impotencias.
Distancia del “importante”
del que esgrime la cultura como lanza
contra otros, y halaga con babosa y sutil evanescencia
al poder, que ensucia como charca pestilente.
Lejanía. Mejor me junto con sencillos,
los que andan por el suelo
los que construyen sueños cada día
y hacen su morada, trasparente.
Porque esos, sí, son los míos. Son mi gente.
Dedicado a toda alma sencilla con hambre y amor que anda suelta por ahí.

Publicado en poema | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Levantar vuelos

Levanta el vuelo, como rapaz enamorada

cada mañana al arribar el sol a su morada,

apenas lo deja entrar, por la ventana

que arropa con sus ojos en vacío

de una cama, solaz, bien abrigada.

Se eleva por las techumbres y veredas

en busca de un nido donde dejar la buena nueva

y tomar los lirios del amor bien espantados

como se dejan en un anaquel bien  ordenado,

las cosas importantes que no esperan,

ni se libran de volar hacia la yerta

mirada de cincel algo afilada.

Ave rapaz, o dulce jilguero que nos canta

en la esquina de los campos, o en la empinada

cuesta que nos hace domeñar cada mañana

escondida entre las ramas

de una arboleda perdida,

entre visiones y repleta

de ilusión, esperanza y una escueta

canción aprendida rauda,

tal que  escorzo de la vida, escarmentada.

#MariaToca

Santander-5-3-2017/17,37.

 

Publicado en poema | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Prometí el día uno de Enero.

Me prometí no enfadarme.

El día uno de Enero, me lo juré, no sé si fue bastante

para encerrar cóleras ciegas, que me inspiran estolideces

y estulticias, al cabo, poco importantes.

Me prometí que la ira no cegaría más mis ojos,

que la rabia que me inspira la estúpida chanza de unos pocos

la asumiría como baza inalterable,

de eso que llamamos vida cotidiana.

Lo prometí. Lo voy cumpliendo,

porque cuando un idiota cree que me ofende

enervo mi lanza con donaire,

 la mezclo de sarcasmo y un fantasma

de sutil y estucado buen reproche

la clavo entre el flanco, el pulmón,

el bazo y en franca retirada

acierto a dar, justo en la frente

allí donde el imbécil posa su mirada.

Y no me enfado, tan solo vuelco el pozo de la urdimbre

entre su ego, su necedad y mi ironía.

Por eso, voy cumpliendo la promesa.

No me enfado. No me giro,

con volver el argumento y salir del recinto

donde me quieren encerrar, tengo bastante.

#MariaToca

Santander-1-3-2017. 0,09.

Publicado en poema | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario