Perdí

´lñññññ

Quizá perdí entre sendas y rosales

la palabra, el tono y la mesura

que me adornaron, antes del descalabre

aquel, que me sumió, jornadas plenas

en  aquelarre de lágrimas y penas.

Perdí la donosura y el cimiento

que labraron mi casa, en aquel tiempo;

perdí, el caminar brioso, que adornaba

mis pasos, por entonces, tan livianos

y ahora, son pasto de cadenas y reproches.

Perdía la frescura, el tiempo, el sol,

que calentaba mi nuca por la tarde

cuando, sumida, en la mansedumbre

me dejaba, acariciar por el letargo

y dormía mecida entre las nubes.

Perdí o gané, según se mire

porque nací, entonces, al socaire

de labrarme un nuevo cuerpo

y en la frente, llevé escritas,

desde entonces, las sentencias

de amarte y sentirte más cercano

cada día, buscando entre los sinos de la vida,

el periplo encadenado, de la muerte.

879 días sin ti, pero contigo. Santander-17-6-2016. 21,38

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.