Mi Castillo

castillo

Construí un castillo con mis manos

para habitarlo en momentos de penuria;

por paredes, puse letra impresa,

decoré las ventanas con cristales difusos

que ampararán desidias y  dolores.

Por techo puse notas musicales

y acuné mi lecho con pinceles

que dejaron la huella de mis sueños

 extendidos, por todas las paredes,

decorando con nubes de madera

los cuadros forjados en mi ausencia.

Dentro hice fogata con pesares

encendida con la ilusión

de amar con fuego

a los que dejé al amparo de mi pecho.

Puse muebles de humo acicalados

que sujetaron un cuerpo,  a veces yerto,

cansado, otras activo

y siempre presto a volar

raudo, hacia el tejado.

Por la chimenea, salía en madrugada,

el humo, que sobraba de mi lecho

porque sentí, que lo mejor, para vivir, era,

ir ligera sin maleta, ni preceptos.

Por eso, construí ese castillo .

A él, invito solo a los amigos,

me guardo con ahínco, las llaves

y en duras mazmorras

encierro con cerrojos, a los malos.

Santander-17-3-2016. 14,35.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.