Llueve en la tierra

Entra el suave olor a tierra húmeda,

mojada por esta tenue lluvia que la empapa,

que apacigua la sed de tierra escarmentada

mientras se va llenando de colores

la tarde, de grises gredales alfombrada

con nostalgias en el pavimento

 de mi pisado suelo inabarcable.

 

Lluvia que cae de un cielo tan plomizo

tal que lágrimas de estrellas alobadas

entre el sol y montañas verdes, siempre en celo

de una tierra que sabe y huele a fermento

de sal, de leche, de tormenta

y de tiempo inacabado y sin sustento.

 

Se asoma por mi ventana la añoranza

de tiempos mejores, o de amores

que se diluyeron en penumbras

de aquelarres y tibias madrugadas

en que me amaron, ellos,  entre sombras.

 

No puedo vivir sin el amparo

de saberme inmersa en tierra tan baldía

mojada por lágrimas caídas

de un cielo, atenazado de desgracias

y unos labios cuarteados por la escarcha

que se derrama silente en cada madrugada.

María Toca

Santander-3-06-2018, 18,16

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.