Las tardes

es4

¿Desidia o calma?

se podría decir que unas olas oscuras

se mueven en la orilla

y mecen las esquinas

del lago, con aguas estancadas,

que desprenden la calma

de una vana esperanza,

moviendo el limo y la ultranza

de añorantes mares, ocultos

tras las lomas de la tarde, apaciguada.

¿Añoranza, o sutil la nostalgia?

de un tiempo, en que todos

 caminábamos por amplios miradores,

adelante, en sosiego,

silentes, cercenando el futuro

en aras, de una vana esperanza

que mostraba, a veces, unos dientes

y unas fauces profundas,

que amparaba, las vanas tempestades

con suspiros de amor, arracimadas.

¿Cansancio? a veces, incluso,

 la pereza cansina, que inundaba

las tardes de   fatigada prudencia,

cuando el manto de tibia luz, se me apagaba,

envuelta en el sutil abrazo

de nostalgia encelada.

Y nos deja, mirando al frente,

en el espejo,  un hueco,

que es la nada

Somo-25-5-15, 17,10. 460 días sin ti pero co

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.