El fin es el camino

barco

Cuesta enterrar las ilusiones

que como plantas livianas, arreciaron,

en época precaria,

 y en declive, algunas, prosperaron,

sin mácula ni aviesas intenciones

solitarias, esperanzadas.

Cuesta dejar los barcos rotos

en puerto batido por mil mares

sin dique, que ni proteja, ni resguarde

de inclemencias y tormentas tan dispares.

 Tal  que se agriase el alma,

en cada esperanza rota del camino,

mas debe ser, condición y destino

de humanos, romper,  con saña la confianza.

Seguir el sendero, con guijarros y cantos,

rodando por  los pies;

andar, con paso ligero, sin ambages,

haciendo de los pasos andamiajes

de un camino construido con la fuerza

del cansancio, del abismo y desespero

de quienes caminaron sin descanso,

sin esperar, la meta ni el destino

de llegar triunfantes,  a algún sitio.

Sirve  sembrar  veredas de esperanza,

 no dejarse tentar por el desánimo

ni perder de vista el centro del sendero.

Porque, no olvides, compañero,

que el fin es el camino, nunca el puerto.

Santander-5-5-15. 16,41- 445 días sin ti pero contigo.

Con especial cariño, para todos los desalentados,

los fracasados, los que no ganan,

los que nunca ganamos.

Porque de alguna forma, caminamos con el dolor a cuestas

y la conciencia clara.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.