El agua que se amansa

mar2

Reposan aguas mansas

que besan la arena con desvelo

como si fueran besos que una boca

ajena, dejara en la frente, sin un sueño.

Reposan, como en estío, las palomas

bajo el cielo que calcina el campo,

o se besan como amantes antiguos,

con calma, con cuidado,

tal como se anidan los sueños

entre sábanas, en perpetuo desvelo.

Llega la suave espuma

de un mar acicalado por la calma,

se para, se arruga y desparrama

frente  a la escollera y la galerna.

Se enfría, y se ausenta, calmada

la mar, así besada,

por la suave brisa, censurada.

Las olas que mecen ese agua

acarician el puerto, lo aquietan,

meciendo, en suavidad, barcos,

mientras, los sueños se recaudan,

como siempre hicieron los poetas,

sentados, en su casa.

El Camello. 12-6-15, 10,35. 508 días sin ti, pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.