Y el tiempo va pasando

1620936_601532363268106_1586479499_n

Que milagro es el tiempo pasando

confluye en vanas esperanzas de olvido atenuado,

me llena de esperanza, pienso, no duele,

hoy no duele, mas luego me levanto

y la mar se encrespa de nuevo

más brava y rutilante.

El tiempo, es bálsamo y señuelo,

pasa con voz muy queda, y se construye

un muro en el olvido que atenaza y no muere,

el tiempo, milagro y esperanza,

me cura, o me atenúa la herida,

tanto que a veces, pienso,

si no será bastante lo sufrido.

Quizá tenga suficiente, con lo dicho

y me calle por siempre su nombre

y su imagen se diluya en olvido.

Luego me rebelo,  la piel se me eriza,

¡no!, ¡nunca! Habrá noches y días,

años, esperanzas y nuevas ilusiones,

pero nunca podrá el tiempo

curar una herida que lacera y no para

de crecer, hasta la noche en que vuelva

al tiempo detenido

y abrace de nuevo su figura y tu olvido.

Santander- 23-7-14. 18,19. 185 días sin ti.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.