Se fue, pero renace

10942741_10152535059336426_8773278936407061397_n

Se me fue escapando la esperanza,

cuando te fuiste, y antes, desde que el tiempo

se cortaba con acero,

se diluyó como un rio por senderos

de banal incongruencia,

en pedregales de grandes decepciones

y en mares de sombrías creencias.

Se diluyó, como se van los sueños,

callando, sin hacer apenas ruido,

contemplando la ventana en silencio,

comprobando que allí no queda nada.

Se diluyó entre montañas de fracasos

y entre cumbres escarpadas,

que para andarlas tengo que levantar la vista

y correr, aunque esté como ahora, cansada.

Cada día, al abrir los ojos, intento renacerla,

cubrirla con el velo del deshielo,

sembrarla, socavarla de unos sueños

que me niego a que caduquen y perezcan.

Por eso, aunque, se diluyó hace mucho,

cada día me nace una nueva esperanza,

como  cerezo  en el estío, floreciendo

abrevada por sueños, por amigos,

 por la experiencia de que nada importa,

apenas unos cuantos amores,

y pocas cosas más, son esenciales.

Con eso, me consuelo, y me nace

a trompicones, con dudas, pero vuelve,

el sutil vuelo, de ilusiones y desvelos.

Santander 28-3-15, 14,57. 433 días sin ti, pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.