Que duro el trabajo de Mari Loli

images (6)

Hay trabajos duros. Más que duros, terribles, porque al esfuerzo físico de realizarlo, se une el descalabro que tiene que suponer para la autoestima, estar de forma constante contemplando la inanidad de tu obra. No está pagado, por mucho que cobren. No está pagado.  Reconozcan el  esfuerzo titánico que realizan estas personas y sientan penica por ellas. Ustedes, aunque frieguen baños, sean camareros/as de doce horas diarias sin librar, peones de obra sin seguro o cuidadores de ancianos sin horario ni jornada, jamás cambiarían su humilde labor por la de Mari Loli. Porque no puedo imaginar el esfuerzo que supone, salir peinadita, troquelada de Señorita Pepis y la mismísma Rottenmeyer,  a decir, sin que tiemble pulso ni voz, que el señor  Soria, no tiene nada que ver con la corrupción, está capacitado para el puesto de banquero del mundo y es perfectamente lógico que se le postule para el cargo. Así, sin vaselina ni nada. Y luego ir a cenar con su santo, o con sus primos hermanos. Sin despeinarse.

Reconózcanme que  tiene mérito y valor. Es la misma, Mari Loli, que explicó con detalle cómo se despide en diferido a un señor, como se acaba con la vida útil de un ordenador a martillazos, como se paga en B una sede de partido, como se cobra en negro sobres y sobres. La misma que  da razones y justificación a todo. Sin despeinarse, porque Mari Loli , eso sí que lo tiene, nos sale siempre como un pincel. Que he oído yo a más de un izquierdoso, contar fantasías con Mari Loli, mientras explicaba lo del finiquito.images (7)

Da igual que usted tenga que madrugar para cobrar ochocientos euros en dura jornada, no tenga vacaciones o sean mermadas. Es lo mismo. Lo duro, es lo de Mari Loli. Les juro que yo si tuviera que defender esas coartadas, me triscaría de risa a la segunda frase. Ella, no. Ella impertérrita al descojono hispano de su argumentario, sigue, sin que se le mueva un pelo,  lanzando premisas esotéricas al viento de la prensa  bien domada que la escucha y no rechista.

Porque después del trabajo de Mari Loli, lo que le sigue en dureza es el trabajo de esos periodistos (me niego a poner el femenino) que balan ante su sapientísima voz. Esa prensa que  con unanimidad levanta el vuelo cuando sale el hedor de las cloacas peperas. Claro que  hemos visto con Fernando Berlín, lo caro que sale disentir, aunque sea de forma liviana con  el discurso oficial que PRISA distribuye cada mañana. Así entendemos como una columna de opinión (OPINIÓN, peperos del Ayuntamiento de Santander, ¿saben que significa esa palabra?) de mi admirada Olga Agüero, levante ampollas, hasta el punto de hacerles escribir, en comandita, una carta al periódico, que se la publican sin indentificación ni Cristo que lo fundó (¡ayyyy Noriega, cuanto esperábamos, y como nos frustras cada día!)

A nuestros ínclitos peperos, (ojo, hoy hablo de ellos, pero es extensivo a toda la quincalla política) la más mínima crítica que se les hace lo identifican con ofensa al decoro  y a las buenas costumbres. ¿Cómo osamos dudar de su honorabilidad? espetan en el Diario Montañés, con voz lamentosa. ¿Cómo osamos dudar de que son honestos? En la profundidad de sus cajones, las facturas sin pagar   son de honrados viajes, comilonas, y gastos suntuarios a los que tienen derecho ¿Cómo osas, Olga…? ¡Por Dios! No ves que el que miente, el que puso impuesto al sol, el que evadió a Panamá es premiado con puesto vitalicio y sueldo de cinco ceros. Y tú, Olga Agüero, que trabajas con dignidad, que cumples con tu obligación de forma muy brillante, por cierto, no ganarás más que para irte unos días a Potes, y gracias.

descarga (5)

Trabajo duro, el de Mari Loli y el de tantos/as Maris Lolis,  el de los que no disienten ni se tronchan con ella. Trabajo duro el del señor Soria, ganado a pulso de mentiras, manipulación, chupar bota y balar  al amo. Por si no lo saben, el sueldo que conlleva el puesto en el Banco Mundial, es de 230.000€ al año, libres de impuestos, por tanto se ahorra el llevarlo a Panamá. Por eso, les digo, que me dan mucha pena, es un trabajo  duro, no como el de ustedes, o le mío, que es coser y cantar.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en artículo y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.