La larva en mariposa

Se me prenden los ojos del estío

con la piel caldeada y renacida

de los años en que estuve sin vivir

tal que muerta, sobrevolando mis pisadas.

 

Hoy se me rebelaron los instintos

me dejaron poso los recuerdos

se hicieron vivas en mí las malquerencias

de cuando estaba viva y corría

en pos de cualquier cadena rota.

 

Porque amar se me hace melancolía

y tristuras del alma maquillada

con el furor de la pasión

bien apaisada, mientras pongo bridas

a un corazón que late fuerte

y se desboca solitario, en madrugada.

 

Fue sorpresa encontrarme en el incendio

y tomar vuelo, como larva renacida,

tornada por tu aliento en mariposa.

 

Fue sorpresa despertarme con el alba

y verme, cual Lázaro resucitada,

palpitar el corazón en sintonía

con la que  se escapa de tu piano y tu mirada.

 

 No esperaba ver viejos milagros;

tornaba como avefría a la morada

y en ella, encerrada, contemplaba

el atardecer tras la ventana

 y mi  decadencia anunciada.

Hasta que llegaste, abriste la senda del incendio

y ahora me hallo, renacida y en espera

María Toca

Santander-03-07-2018, 18,34

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.