La casa está fría

20902_557876210923673_1768056802_n

Hoy el alma está fría

como tempano en furia

con la casa apagada

sin luz en la ventana.

Con el llanto crujido,

se me revuelve el alma

por la vida pasada,

en recuerdos y escarcha

por doquier derramada.

Y se me cuaja el frío

y mi voz no se escucha

mientras cae la lluvia

y yo espero, la escampa.

Hoy mi cuerpo se abruma

por  la ausencia pasada,

necesita unos brazos

que le hagan de morada;

mis ojos, una mirada,

que le aniden el alma

y mi mano una mano

que me ampare y me alza

hacia las nubes claras

de mi marcha quebrada.

Hoy mi voz se quedó sin palabras

por no tener a nadie

que quisiera escucharlas

y me tiembla la carne

que trémula y descalza

demanda compañía

aunque no quede nada.

Mi voz y mis palabras

se quiebran ante el futuro

níveo, plomizo, fatuo

que me espera en la esquina

de mi vida; y mi calma

se diluye en la espera

de hallar nueva morada.

Santander 23-8-14, 17,23. 216 días sin ti.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.