Heridos, somos todos.

1069984_599440876767206_1312183592_n

Heridos, somos heridos.

Nos lanzó la muerte su dardo bien certero

justo, en medio del pecho,

haciendo una herida

por donde se escapa, lentamente,

la vida y la algazara, al mismo tiempo.

Se va el aliento y el soplo

con cada suspiro que daremos,

por tanto, cada vez que respiramos

se nos acaba el tiempo.

Heridos, somos muchos,

quizá con otras armas;

quizá con otras lágrimas,

lloramos o sentimos

pero siempre, respira la herida

por un lado. Por el otro

va la muerte, callando.

Heridos, derrotados, humillados,

en la sima, donde quedan

las almas, los corazones rotos,

allí donde habitamos, los que somos,

carne trémula, batida por el viento,

apenas un despojo.

Heridos, encontrados.

La llama prende lenta

insufla, porque clama,

a un mar de corazones

y con paso lento, casi sin notarlo,

se yergue en la loma,

desde donde divisan en lontananza toda,

la vista de las sombras,

allá donde residen los amados.

Se vuelven y rozan con sus dedos de luces

nuestros rostros marchitos.

Heridos, pero no rotos,

erguidos, a tenor de lo vivido;

heridos, en la penumbra de las cosas.

Santander 29-11-14. 10,19. 313 días sin ti, pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.