El viento me cuenta

556928_541850602526234_439670244_n

Cuando se queda en calma la casa, se percibe

el soplo de la vida que transcurre, medrosa

tras los cristales de una ventana rota,

como si fuera, del todo, prisionera,

de una vida que fluye, sin aquiescencia,

vivida tras los vidrios, sin alas, ni presencia.

El viento mece en silencio contrito

 a las hojas, con la suave cadencia

que impone ritmo y alas a la arboleda

que rodea a la casa en que habito.

El viento, y las hojas, me explican

con calma, lo que piensan de mí.

Viví a merced de muchos, comprendí tarde

que la verdad se oculta, a veces, en madejas

de palabras banales, de decires inquietos

que nunca dicen nada, que callan

y que ocultan el sentimiento presto

que callado, se mide con el miedo a estar vivo.

Viví a veces, por otros, otras vidas cantadas

otras voces oídas, otros tiempos hurtados

a lo que se derrama, cada día, a cada hora

que es mi verdad, y la simiente presta

a medrar cuando la voz no calla

ni las lágrimas borran en ella, la palabra

Santander 19-1-2014, 0,52

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.