El pasado

Se quiebran los estantes

de la casa, donde crecí, y me escucho

lamentar el desfalco

de perder la memoria

a base de vivir de espaldas al pasado

y no contar con nada

que pudiera, tal que entonces,

ser, con ganas,  recordado.

 

Porque todo es olvido

en este charco ciego

donde bato mis alas

y dejo a buen recaudo

las prisas y un alma

desgajada por vientos

que agitan, hoy, las ramas

de aquél acebo seco

que batía sus brotes

como un acaudalado

agita sus billetes,

mirándolos con gula, sonrojado,

de no saber qué hacer

con tanto, labrado de pecado.

 

Se rompen anaqueles

que sujetaban, con tiento,

el pasado, los libros no estudiados,

las fotos marchitadas

envueltas en el polvo

que depositó el aire,

que, a ciegas, se cernió

por los muebles, los estantes,

cubriéndolos de olvido

mientras, en el jardín,

cimbreándose,cautos,

los lirios se crecías, altivos,

contemplando,como todo el paisaje,

se cubría con la pátina

de un aciago olvido.

María Toca

Santander-16-05-2018. 19,29

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.