Mientras arde, mi tierra huele a humo

Mi tierra huele a yerba fresca,

en primavera,  cuando recién la corta

el campesino con su dalle.

Mi tierra huele a fiera marejada

cuando las olas se le encrespan y se rizan,

los días de invierno, en que se enfada

el mar y brama en soliloquio con la luna.

Mi tierra huele a miedo algunas veces,

a humedad en madrugada,

cuando cantan los grillos

mientras  se despereza la pajarada

asaltando el valle en cualquier parte

y se funde la oscuridad con la mirada

que llega justo hasta la montaña más cercana…

Mi tierra es calma, verde y sombra

de árbol, chopera y entelequia bien armada.

Mi tierra, hoy se quema.

Y me faltan manos que acudan a salvarla

y lágrimas que apaguen sus heridas.

Mi tierra se calcina en madrugada

cuando zafios, asesinos la maltratan.

Mi tierra, bienamada por voces fieras

que hacen patria de un trapo cualquiera

y no saben que a la patria no hay que gritarla

que llega tan solo  con amarla y respetarla

porque ni es nuestra ni de nadie.

La tierra es lecho, útero de madre

que nos anida por un estrecho lapso

de una parte de la historia

mientras nosotros caminamos hacia el fin

ella, quieta, recibe a los que nacen.

María Toca

Santander-17-02-2019. 17,07

Mientras arde

 

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.