A que sabe la nada

mjue

¿A que sabe el silencio opaco

de los besos que no se dieron?E

El aliento omitido

por no romper el tiempo

en que la esperanza, quedó varada

en un lento y espeso vacío

donde las palabras fueron nada

y el amor se diluyó frente al espejo.

¿Qué sabor tienen esos besos

que no se dieron nunca?

ni se oyeron las palabras

que el silencio, ahogó en la madrugada,

amparados en la costumbre y la desidia

de dar todas las cosas por supuestas.

Las palabras omitidas,

ahogadas en el mar de la costumbre

donde el tiempo enhebra

una sutil herrumbre

que el destino, ciego, sordo, aquiescente

nos deja cada día

con la certeza de estar solos

o rodeados de costumbre.

No tienen sabor aquellos besos,

que el tiempo ocultó,

o se olvidaron, surcados

 los caminos, de desechos

que nunca caminamos, y en barbecho

surcamos en el filo de una espada

que hería el alma,  y ella,

solo estaba acadabrada,

queriendo  ser libre

y solo se quedaba en torturada.

Santander -12-9-15, 23,14

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.