Palabras quebradas

1319_488978641183682_648805605_n

Se quiebra la palabra

cuando el silencio se oye,

 se cuajan los momentos

en que la soledad se hace  cuartelera

y custodia un cuerpo helado y adyacente.

Se quiebran y perecen las palabras

cuando mueren las hebras

que ya no dicen nada; y se escucha el vacío

que deja la corriente,

caminando  hacia el mar,

arrastrando a su paso

el cimbrear de un pensamiento

que abre las heridas

y sienta las bases de un torrente

de suave despertar.

Se quiebran, las voces al sentir

la tortura, que aflora en la mirada

y las palabras, mueren en los labios

antes de ser pronunciadas.

Poco después,  las bocas se secan

con los sueños que nunca se comparten,

y el silencio se yergue

como siniestra vela,

que prende del corazón  bergante,

se vuela, se huracana,

surcando el mar de soledades,

engarzados a palabras no dichas,

 y nunca pronunciadas,

porque ya se sabe,

que lo no dicho, no existe,

si no es pronunciado ni entrevisto.

Santander. -5-7-15, 12,54. 531 días sin ti pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.