Nostalgias revisadas

Tiempos en que el día se cerraba entre amanecidas,
sonrisas y amores desatados,
que el despertar me hallaban cruzada

en brazos tan impíos cual soñados,
mientras el sol desnudaba nuestros cuerpos
y la brisa del ventanal  apaisaba mi cabello,

dejando el cuerpo en abandono y el sueño

decorando el pestañeo de mis ojos.

Tiempos con  dulce sabor de madrugada

 cultivando la pasión desalentada…

Tiempos, donde el escorzo de la juventud me rodeaba

campando por esquinas,  de risas contagiadas,

que llegaban  escondidas entre las ramas

del  un incierto jardín,  donde habitaba.

Días breves…noches largas

que se amenizaban entre hogueras

de  tormentas pasionales,  desatadas

cual fuego fatuo…y luego despeñaban,

huidas, entre alforjas y otros cuerpos

que atinaban, cual fantasmas,

dispuestos a  cubrir los  olvidos del pasado.

Esa luz de la luna me bañaba,

peinaba mi cabello, me adornaba .

Era joven, alegre, aunque ya asomaban las heridas

que poco a poco  dejaron la carne macerada.

Hoy, en cambio la plata me  adorna, cual bisel,

los cabellos, ayer lustrosos, hoy tristes y apagados

que peino con desidia entre las nubes

que retornan cada noche a mi morada.

Camino más despacio,  hago versos en mi almohada

me acuno entre dulces   melancolías

y duermo  abrazada a  soledades

mientras espero retornar al punto de partida

entre controversias, y mentiras bien contadas.

María Toca

Santander-12-04-2019. 13,22.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.