Me cansa

10435483_630201337112936_7873919160850764109_n

Me cansan las palabras

el ruido de la gente,

que habla con sonidos aparentes

sin que debajo de las voces

se escuche algo importante.

Me cansa, a veces, hasta me aburre

escuchar, marearme, con los verbos

sin que se conjugue ni una idea

que moleste o escarbe en la mente.

Quizá soy yo, que estoy cansada

de caminar entre ruidos, sin demora,

de aplacarme el tedio, a cualquier hora

y mecerme en solitario, cual esteta.

Por eso, busco el sonido de las olas

o el rumor tenue de esas hojas

a las que agita el viento

y hablan solas,

de lo que guarda el mundo,

en la profundidad de su cimiento.

Eludo compromisos y festejos,

me escapo de eventos y caireles,

por mucho que me insistan

y me apremien;

en cambio, ansío conversar entre tinieblas,

hablando cuerpo a cuerpo

sin renuencias

enseñando el alma,

recibiendo la sorpresa del milagro,

que es, entenderse y entender.

Huyo, me convierto en asocial,

 antipática, misántropa,

y bien que lo siento, aunque  creas,

que me enorgullezco

o me conformo, al hacerlo.

Porque me aburre el ruido,

 las horas vacías, que no las llena nada,

tan solo una vacua y simple llamarada

de sonidos maltrechos,

aspavientos mutilados de intenciones,

que son apenas eso:conceptos hueros

palabras banales sin cimientos.

Aunque puedas pensar,

te  confieso que me asusta,

que soy elitista,

vacua, prepotente, inmaterial.

Tan solo me convertí en selectiva

a base de sentir que el tiempo apremia

y es un lujo absurdo, perderlo

o esquilmarlo, con lo que no es esencial

Santander-7-1-16. 18,32

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.