Mariposa sin alas

577282_541721949205766_351553414_n

Como una mariposa sin alas

se quedó, prendido en la sombra

de una noche, que anunciaba tormenta

y chaparrón helado.

Como ave sin pluma, se quedó prendido

de un alambre enhiesto, en un día gris,

apenas sumido en los chicoleos

de un alma  que llora, y no se despide.

Nos quedó la pena, que adolece el tiempo

que pasó, en camino hacia  la otra meta,

hacia otro confín,

donde no hay dolores y el  grito

no quiebra la voz, ni la pena

se cruza con el temporal.

Se fue con el viento, hacia otro lugar

donde crecen flores, no hay dudas ni miedos;

 aquí se quedó, el frio y la furia

de una tormenta que a veces se nubla

con el vendaval de nubes espesas

y otras, se aquieta, se calla y espera

a los nuevos tiempos,

cuando el sol no vuelva su cara

y nos dejen las sombras

un tímido flujo de luz y verdad.

Santander 8-12-14, 12,36. 322 días sin ti.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.