La vida no vivida.

318006_466121113425758_142560203_n

La vida se conforma de ausencias

desafecciones varias, ampulosos vacíos

y de cristales rotos, troceados por el destino

que socava el recuerdo, se halla perdido

entre mil tempestades y soledades variadas.

Al caminar, dejamos otras sendas

que por fuerza conforman lo no vivido

lo no hecho, el desierto que no es

y la nada vacía, en que vuelan las horas

de lo no sucedido.Mala historia.

Al cabo de los años, una crónica,

una melancolía

que abrasa y permanece

como rocío, húmedo, sobre la piel marchita

que sin tregua, se aleja, corre, entre sombras

conforme el tiempo pasa

hacia destino incierto

y sin contar los cuentos que se crecen,

ya nada permanece.

Se fueron al lugar donde habitan

los sueños que no fueron;

marcharon hacia las nubes

que almacenan lirios y fantasmas

en anaqueles, de historias, no contadas.

Y el cuerpo se hace noche

y se quedan  sin soles

las cumbres que no hicimos

 las sendas, derrotadas,

de no sentirnos, de saberse en el infierno,

olvidadas

porque no las pisamos.

Santander-9-5-2015. 0,58.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.