El sueño y el destino

fotos movil 449

El sueño, pletórico de antorchas, encendido

se ilumina, y va como perdido

con la sentencia de saber que todo

permanece unido tras la nada

de saberse mundo, que gira intempestivo

en pos de recuerdos conocidos.

Al despertar me atenaza el destino

que labra con sus manos

el tiempo que yace entre nosotros

apenas, un segundo, luego ya se pierde

y va camino de veredas que no quiere

en pos de trenzar una realidad incandescente.

Vamos andando, pertrechados de sueños

en dirección a un sitio que ni hallamos

ni se encuentra, en punto de destino.

Y así, girando, dando vueltas, recibimos,

en aras de soñar lo que vivimos

una realidad impuesta, vano destino,

que apenas conocemos, y seguimos

creyéndonos, libres, siempre llevando a cuestas

la historia, hasta el final de nuestro tiempo.

Soñamos que somos libres, lo que ocurre

es que llevamos una soga prendida

del cuello, a la cabeza, invisible,

como mera sentencia inacabada.

Por eso, aún sin notarlo, vamos encadenados,

como bestias, ceñidos a la historia.

Santander-1-11-15. 19,18.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.