Vida a la deriva

577715_528092450586662_1312015954_n

Como nave a la deriva

mi vida vuela, en plena diáspora

de aconteceres,

como de sombras, llena

y de dudas, ciega.

El oro de tu nombre calla mi boca

mientras me pliega el labio

gestos de gloria

por lo que tuve apenas, sin ver si quiera,

que lo tenía todo envuelto en tierra.

Cegada mi mirada, envuelta en cieno

la tarde se adelanta, se cubre el cielo

con nubes que amantan

tierras cercanas, donde tú te criaste,

donde toqué la dicha, con la punta del dedo

Envuelta en sombras, luzco y espero

que llegue la última hora,

camino viejo, que ando como dormida

envuelta en cieno.

Espero el reencuentro, la miel cruzada

que saboree mi boca amplia y quebrada,

cuando volvamos,  mi niño, quedo

a encontrarnos un día en el silencio.

Santander 6-4-14, 21,12, 77 días sin ti.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.