Varados

11070093_914675928566741_8798088413094934433_n

Se quedaron varados,

como peces volátiles,

en el espigón de los sueños,

concisos, hinchados, yertos,

varados, como sueños en la penumbra,

de una noche infinita

que no acabara nunca.

Llegaron al albur de madrugada,

caídos, con poca suerte

y sin nombre, nombrados

por un número o por sombras;

llegaron sin portar  documentos,

como llegan las sombras

a la muerte.

Llegaron, con la maleta vacía,

 con solo el estandarte

del desamparo por bandera,

en los ojos la duda, y en la boca

el sabor de la pólvora inerte .

Llegaron a la costa, vacía,

plena de indiferencia

y de costumbre,

que no quiere ver y que se miente.

Se quedaron varados, para siempre;

en nuestra memoria,

apenas, un instante,

vagaron por la ilusión de ser más libres,

ahora yacen callados,

entre olas de olvidos

y sonrisas de medio lado.

Llegaron y se quedan varados,

envueltos en las sombras

de una costa silente,

sin nadie que los recuerde,

casi sin nombre.

Santander-30-8-15, 19,10. 587 días sin ti, pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.