El tiempo que se pierde

Al camino recorrido, lo llamamos pasado,

al que resta, futuro escarmentado

y al tiempo vulgar: perdido

o mal hallado. Tiempo olvidado,

malgastado en acciones incruentas y vanales.

Como si fuera hoguera

con un fuego difuso encaramado

en la cumbre de la montaña rusa

de la vida. Con viejos colores

que destiñen, de usados,

los vestidos que cubren la piel

y hacen de parapeto

a la terca escaramuza de estar viva.

Con el paso muy quedo

con el silencio altivo

de la palabra huida,

o no dicha, que tanto da…

pues anda por ahí, extraviada.

Con los besos hurtados

y la piel acariciada por olvidos

haremos un hatillo, cargado

en los hombros, antes altivos

y hoy, pergeñados por quebrantos.

Con ello, el equipaje y viento,

Caminamos furtivos en pos

De la silente hornacina que nos lleve adelante

En franca batida con la muerte.

#MariaToca

Santander-26-3-2017. 19,53.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.