Archivo de la etiqueta: poema

Lo dije todo…

Quizá lo dije todo ya no resta más que levantar el mostrador donde se apoyaba el tiempo y la palabra. El verso que nacía tal que grito o proclama de un pecho anidado con estulta complacencia, un dolor ciego, o … Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Encontrar el poema deseado

Me serpentea el aire por la espalda  augurio de suave cadencia enardecida del sol, que reverbera y presto se cuela en el hogar mientras las horas discurren dejando el rastro de palabras y la húmeda sensación de no ser más. … Sigue leyendo

Publicado en poema | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Un poema

Un poema salvador, como nudo que me ate a tierra firme como apaño silencioso al despertar. Un poema, uno solo, un conjunto de palabras que me una a la cordura de saber que sigo estando cual hiedra, pegada a muros … Sigue leyendo

Publicado en poema | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Piel dura

La piel dura, reblandecida a fuerza de esperas y de anhelos. Me duele la piel a falta del aliento de besos encendidos y de caricias lentas de tus manos. Me duele. Y no puedo acallar el hambre de otra piel … Sigue leyendo

Publicado en poema | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Y no tuve tiempo de escribirte…

Se nos cruzó el tiempo, amiga desconocida, Laillie, a poco que esperé, te nos fuiste temprano apenas sin oírte, sin saberte. Amiga. Y no escribí los versos prometidos… no por desidia, no, fue el tiempo que se nos funde como … Sigue leyendo

Publicado en poema | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Como hoja…

Como agua fértil en secano como manantial en boca de sediento así, siento sed y no me calmo. Como flor cubierta de rocío y hoja desgajada en el angosto calendario, que hago mío, sin mirarlo, camino en vereda labrada en … Sigue leyendo

Publicado en poema | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Perdonarte

  Puedo perdonar que seas altanero,  mezquino, hasta cobarde, puedo perdonarte que me hieras, ofendas, que me encalles entre la baranda del desprecio o la sutil indiferencia de los pobres. Hasta que seas cobarde, puedo perdonarte, rastrero, conformista, reptante, o … Sigue leyendo

Publicado en poema | Etiquetado , , , | Deja un comentario