Soñé un hombre tranquilo

descarga

Siempre soñé con un hombre tranquilo y mesurado,

con manos rudas de calzar vallados

pies ligeros, prestos a caminar pausado,

hombros anchos, de esos que protegen

y unos ojos que al mirarme,

encontraran mi origen sin forzarme.

Soñé, de niña, un Gary Cooper, siempre rezagado,

que me mirara con amor y ansia,

 con ternura acariciara mi espalda,

y con el aire mesurado de su palabra

calmara el fuego de un corazón helado.

Soñaba que una casa firme construiríamos,

ambos, al lado, confiando en la contumaz fuerza

del amor visible, con la amistad aliada,

que sellara en el silencio, un hogar confortable,

dulce, callado, donde la paz se hallara

y envueltos, ambos, en ella, camináramos juntos

a través del tiempo y la memoria.

Soñé; como no pudo ser de otra manera,

señalé frustraciones y deshonras

de todos los que cubrieron, como sombras,

el desamor y la astucia contumaz,

hallada en cada esquina de mis pasos

y de esa forma, los sueños se quedaron

en sólidos y vagabundos naufragios.

Santander-3-8-15, 19,57. 562 días sin ti pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.