Y que se callen los poetas

Que no se oiga ni perdure

la voz del poeta reblandecida por el viento,

que no proclame su alborozo

la letra que sale de sus labios.

Que ni se sientan hoy sus pasos

ni el aquelarre abra la puerta.

Hoy el silencio se hace urdimbre

y cercena la puerta, hoyando el suelo,

con los  instintos,

dejando el cielo mercenario

al albur de los recelos.

Hoy callamos la voz difusa y los cantos

que se elevaron a los cielos

dejando la puerta bien abierta

y a los mercaderes en el templo.

En el sembrado la cosecha

con pereza irresoluta se resarce

de la siembra y del enjambre

con demonios que la aquietan.

Entre las nubes el reproche

camina hacia las estrellas

sin dejar estela ni simiente

que acalle la soledad y la costumbre.

Que se callen los poetas,

que nadie ose quebrantar hoy los silencios,

porque marchó hacia otros mundos

el que entonaba a las estrellas.

María Toca

Santander-28-07-2018. 22,43

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.