A veces…

mano

A veces, como ahora,

me acerco demasiado a tu memoria,

se me rebela el cuerpo, ante la ausencia

y tu voz resuena en el silencio de mi casa.

La mirada estalla de cariño

y las paredes se tornan cárcel encelada,

porque los recuerdos está aprisionados

en la oscura celda de la nada;

aprietan, ahogan, desesperan,

sin medicina que calme la añoranza.

A veces, como ahora,

una  nube de tristeza me alcanza

me cubre de una escarcha, toda entera,

y me deja la memoria cuarteada,

el cuerpo ahíto, cansada la voz

de pronunciar tu nombre,

mientras con lento paso se transita

mi corazón, en pos de la huella de tu vida.

Y tu risa, estalla, como estrella contrariada,

entre mis nublados recuerdos,

y me aplaca.

Te acercas, sigiloso, muy callado,

acaricias mi pelo, por la espalda,

recordándome que dentro late

un corazón que es tuyo

y mía tu morada.

Santander- 5-12-14, 20,17. 319 días sin ti, pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.