Rescoldos de amor, mal apagados.

abr

En el rescoldo del fuego que fue mal apagado

encuentro los recuerdos de aquel tiempo

que incendiaron calles, esquinas y tormentos

y se nublaron con lunas al asalto

mientras tú y yo nos  contemplábamos

y compartimos un cielo conocido.

Apenas quedan momentos

en el anaquel de los recuerdos:

unas fotos, algún poema, un buen libro;

los posos de la pasión bien atendida.

Suficiente, amor. Fue suficiente,

tenerte el escaso tiempo que estuviste.

Suficiente, para sellar mi fantasía

con tus palabras  entretanto mis labios

en  los tuyos, fueron  hollados,

mientras la piel se desnudaba

con la tibia caricia de tus manos

y se abría la copa de ambrosía.

Se apagaron los fuegos que urdimos,

apenas quedan chispas de pecado

mas en el recuerdo, se  escondió

por mucho tiempo, bien sellado,

la senda en que me caminabas

y yo huía, como un animal muy asustado.

Santander-8-5-2016. 19,34.

 Para V. A. Nos envidiaron los dioses.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.