Que no daría yo…

Que no daría yo por incendiarme de nuevo cada día

ante una presencia real, imaginable,

y volver a temblar en el instante

en que unas manos se posaran en mi vientre.

Daría años de vida por tenerte,

 por volver a tiritar con el embrujo

que fascinaba cielos encendidos

mientras la voz desgranaba letanías.

Por pasear de tu mano dolorida

como naufraga se adhiere a la madera

que le tira el barco que la cuida

llegando raudo a su rescate.

Daría días de mi vida, tan sentida,

por caminar en el asfalto, enardecida,

descubriendo en cada esquina ambrosías

que tú mostrabas sin pausa con promesas.

Por resucitar la carne magra

y sentir el suave susurro de mi pelo

mientras tú lo anillabas en los dedos.

Daría lo poco de vida que me queda

por sentir la borrachera de los días

en que la amanecida nos encontraba

entregados, envueltos en sudor,

sangre y arena,  enardecidos

por el amor ingente que sobraba.

María Toca

Santander-3-11-2018. 11,44.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.