Pero tú no lo ves

triste 3

El silencio me ahoga

como si fuera garra prendida en la garganta,

el silencio me mata

como daga hundida en pecho que no implora.

El silencio, asesina,

como mano mercenaria que no tiene piedad.

…Paso a tu lado;

hay veces que choco mi cuerpo, contra ti,

camino bien despacio,

buscando tu mirada

pero tú, no me ves.

No escuchas que suplico

ser visible, estar vivo,

que me mires, me toques,

me escuches, me sientas…

Pero tú, no me ves.

Caminas con la prisa

que te impide sentir

que junto a ti caminan

seres silentes, con miradas oscuras,

con las manos hundidas

en gabanes de sombras.

…Pero tú no me ves,

porque corres en pos de un incierto futuro,

que pudiera ser…es posible,

mi presente, perdido.

Pero tú no lo ves.

Santander-3-3-2016, 14,55.

Para el proyecto #VidasQueCuentan

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.