Olvido

He conseguido en buena lid

que el recuerdo no duela.

O solo duela un poco;

cuando se me roza la herida,

aunque sea sin querer , de forma

liviana, comedida.

He conseguido, que el recuerdo

sea plácido, tranquilo,

sin la mueca de espanto

que doblaba mi espalda

y las buenas intenciones

de aquel tiempo, tan precario.

De entonces…

cuando todo era oscuridad

bien apretada y las heridas

supuraban pura lava.

Fue esforzado, no niego que costó

 someter bien fuerte  al miedo,

a la fiera de ese dolor que laceraba

cual soga, a cada paso que yo andaba.

Necesité brío, paciencia, destemplanza

para llegar a este punto

y no caer en desvarío…

Como sea, ahora acaricio los tiempos

en que yo te tenía, y tu presencia

me cubría gran parte de los días que vivía,

sin darme cuenta de que estabas.

Confieso que ya no duele,

el recuerdo, ni la memoria, ni el estío,

donde se dobló tu voz

y vi que poco a poco, te marchabas.

En cambio, ahora, puedo acariciar con embeleso

mi amor, y tú quedarte aquí conmigo.

Confieso, que no duele

pero, no puedo decir

que lo vivido aquellos mortíferos días

que vivimos,

se cubra con la nube del olvido.

#MariaToca

Santander-16-7-2017. 22,05

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.