Olvidado el miedo

Se me apagó el miedo

ahora, que lo pienso, se fue callando

el pavor a paso cauteloso

y recibió en su centro

el disparo del viento

cuando se hubo cimentado

la resaca del  pesar y la aflicción

olvidada y profunda

que surgió del recelo.

Hoy que el baleo

sonó brusco en mi frente

y el dolor vagabundo

anidó presto en mi pecho

infringido  por las precarias manos…

ahora, justamente, ahora,

…se me apagó el miedo.

Quizá es que solo tememos

lo que se desconoce, y se amplía

el recelo con la vana mirada

que a todos estremece

porque el miedo es un monstruo

de ojos muy pequeños.

Por eso, se me fue el desatino

en cuanto disparaste

y atinaste en mi seno…

Y soy superviviente del temor

y del frío, porque en el seno

yace, contrito y yerto

un  corazón helado.

María Toca

Santander-6-8-2018, 13,39

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.