No son enfermos ni anormales

1549315_768699989827159_6007596345745217953_n

Se están publicando por redes, las conversaciones mantenidas por la manada de cabestros que en Pamplona violaron a la joven que luego denunció. Aún a sabiendas de que no han sido juzgados, que siguen siendo presuntos, voy a comentar algo que me sugiere leer esos wasaps.  Ante todo quiero decir que  no los considero psicópatas, anormales, que se han juntado por selección. Creo que son unos jóvenes como tantos otros, simpáticos, divertidos, que bien por residencia o trabajo, se han encontrado a lo largo de su vida, de forma casual. Es decir, son afines, pero no  excepcionales. No creo que  hayan  puesto un anuncio solicitando amistad  para compartir violencia y violaciones. Son un grupo de amigos que mantienen un wasap para contarse sus “divertidas” experiencias por el ancho mundo. Generalmente, sus hazañas, son  violar, drogar, maltratar mujeres. Que es lo chachi y lo divertido. Otros se entretienen golpeando perros, toros,  quemando a gatitos, o apedreando maricones, cosas, como ustedes saben,  todas divertidas, que se hacen sin querer mal a nadie… Cosas de la juventud salvaje, del alcohol, de las drogas,   que ya se sabe, a veces uno se pasa un poco. Antes de que pasaran los hechos, su gente, pensaba que eran buenos tipos. Tienen amigas  y amigos, hermanas, compañeros de trabajo, invitan a rabas o a caracolillos y a cañas, incluso, hasta es posible que vayan a misa los domingos o colaboren con una ONG. Son tipos normales. Y eso es lo  dramático.

Creo que  todas las mujeres podemos contar historias aterradoras de chicos normales. Ese callejón oscuro que un grupo aprovechó para hacernos correr de miedo ante sus tocamientos. Esos gritos malparados y soeces que siendo apenas unas niñas no comprendíamos pero sabíamos que algo muy sucio, muy horrible, nos llamaban. Ese acoso de camastrón en el trabajo, que se roza, que soba, que pone una mano sudorosa encima sin permiso. Esa violencia verbal, ese llamarnos “calientapollas” cuando paras y dices no. Ese novio o marido exigente, que empuja, o golpea… Todas sabemos, y callamos mucho. Porque, además de sufrir a esos “chicos divertidos” nos culpabilizan, hasta hacer que nosotras mismas seamos nuestras propias juezas. Miramos de reojo nuestra vestido, nuestro escote, nuestro rojo de labios, por si es eso lo que provoca a la fiera. Bajamos la falda con cuidado, y subimos el escote, y dejamos de pintarnos los labios. Entonces nos llaman camioneras y lesbianas, estrechas, amargadas…Y entonces no sabemos qué hacer.

No, no son enfermos o psicópatas, son hijos de una sociedad patriarcal que educa y ríe determinados chistes, chascarrillos; que envilece el lenguaje callejero con “piropos” de una obscenidad insultante, ante los que debemos sonreír agradecidas, porque son un agasajo y no queremos  ser tachadas de amargadas, de cortar rollos. Son hijos de una educación que se cultiva con películas porno, donde la mujer es un mero agujero(s) que disfruta de la violencia  con que la penetran. Sus primeras experiencias sexuales, suelen ser con prostitutas, a las que vejan e insultan, porque ya se sabe, son todas unas guarras y disfrutan con eso. Son hijos de una religión que no reconoce ni a tiros los derechos de la mujer,  que mantiene en servilismo a nuestro sexo y el poder en manos masculinas. Son hijos de familias que no educan en igualdad, porque ellos pueden hacer y decir, y nosotras solo podemos frenarlos con un comportamiento ejemplar.

nina

Y eso, asusta mucho más que si fueran psicópatas, porque ¿cuántos de los que miran de forma soez y feroz a una niña de doce años por la calle y le dicen perrerías, no la someterían a la violencia de los machotes de Pamplona, si se atrevieran, o si llevaran burundanga en la cartera, o si fueran en manada como ellos? Y eso es lo que da mucho miedo.  No son enfermos, es la sociedad la que convalece de algo muy grave.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en artículo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.