Mirarte en el espejo

13082564_10208007149770220_4435359718590634489_n

Quisiera que al mirarte  en el espejo

 vieras el rostro de un naufragio abandonado

a la suerte precisa y al desaire

que ampara a los que viven en precario

y socaban su confianza cada noche.

Quisiera  que vieras unos ojos

crepitar de angustia, en ese espejo,

que cada vez que tu sonrisa se cuajara

contemplaras la mueca precisa del espanto

que tuerce unos labios que ni gritan

porque se quedaron sin amparo y en quebranto.

Quisiera que contemplaras a esos niños

que duermen bajo el manto de una estrella

sin más manta que un cielo encapotado

y su frágil suerte que se encierra

en el puño que blande la miseria.

Quisiera que mendigaras un trabajo,

que perdieras el tiempo suplicando

que perdieras la dignidad cuando

se acaba el dinero de esa hucha

que guardaron, para cuando llegaran

a la casa, malos tiempos.

Y cuando en ese espejo reflejara

la mueca del espanto

que vieras tú cara indiferente

cuajada de egoísmo sin torcer

ni el gesto ni el corazón , en desvarío.

Y atormentarte con tu inercia

con esa desazón que te impele

a no sentir, a vivir de espaldas

a no quebrantar el alma

con nada que no salga de tu vientre.

Santander-27-6-2016.19,31.

A los que viven en soledad su egoísmo. A los malditos que nada ni nadie les importa.  Que el encierro de su infierno les sea eterno.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema. Guarda el enlace permanente.