Más miedo

531674_545379272173367_1040924074_n

El miedo se palpa,

 se agrieta en las manos

aletea en la sombra

de mil noches caídas;

en la oscuridad, medra,

se agazapa, se yergue,

como crecen la hiedra.

Se arracima en el alma

de quien se queda preso

de sus garras y sueña

con huir, con gritar,

con evadirse lejos

donde  los pasos lleven,

caminando a un lugar

donde la presa vuele

y se respire el mar.

El miedo es tangible

como la mala sombra

que cierne, que se escarcha

ante el aliento suave

que lanza el destino

cuando todo se calla.

El miedo atenaza,

crispa, hiere, amordaza

como una garra yerta

que en el cuello se aferra.

Desasirse del miedo

es tarea  frondosa

que hiere, duele,  cansa,

 deja el cuerpo exhausto,

como mil mariposas,

que vuelan sin destino.

Porque el miedo se calla,

se hace cómplice, huye

hasta la madrugada

que, con suerte, se funde

entre los rayos

de una sutil mirada.

Santander 11-8-14. 16,44. 204 días sin ti.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.