Más de Borbonia: ¿Por qué no te callas?

Mira que casi lo habíamos olvidado, Cris. Ha pasado el tiempo,  ocurrieron tantos percances en nuestro país que  casi olvidamos que tenemos por ahí, perdidos, una familia cuasi real, a la que seguimos manteniendo. Has tenido que abrir la boca para remover viejas heridas, que si bien no han cicatrizado del todo, habían pasado al pelotón de las noticias. Has tenido que hablar y nos temblaron las carnes de pura indignación.

Que tu chico, tan bizarro él, venido a menos en los últimos tiempos, magro de carne, adusto el gesto y plateadas las sienes, va a pagar los platos rotos del desaguisado, lo tenemos asumido. Que el suegro se va de chinitas, después de ser aval, conforme y creador de esa sucia sociedad de comisiones sobre comisiones y más comisiones, lo sabemos hace tiempo. Que su barragana, Corinna, os facilitaba las cosas, a cambio de que los españoles mantuvieran su tren de vida, casi que ya ni nos molesta. Ya se sabe, los Borbones siempre fueron golfos y gorrones, nada nuevo bajo el sol,  lo aceptamos como inevitable. Pero hija de Dios, ¡cállate! Baja la frente un poco, deja la adustez gestual(parece que hueles mierda de continuo) y asume lo ocurrido: amas a un delincuente pijo, un poco memo y tienes una familia de tunantes (reconozco que el apelativo es viejuno, pero que quieren, la ley Mordaza anda por ahí y asusta un poco). Asume, querida, que tienes privilegios que ni de lejos, el pueblo que os soporta, se puede permitir. Y que nos molesta.

 

Dices que vosotros hacíais lo que cualquier español… No mira, princesita, los españoles, ni de lejos, podemos hacer lo mismo que vosotros ( por ejemplo, justificar con facturas falsas el alquiler del casoplón que pagó papá, es decir, nosotros, para desgravar) No lo hacemos porque nos  pillan, y nos crujen, querida; no sabes tú como anda el fisco con el pueblo llano. El privilegio de apellidarse Borbón no es común, aunque  haya muchos que lo son y no sabemos. Entiende, Cris, que jamás podríamos conseguir el 10% de comisión sobre 110 millones de euros que tu papá, a la sazón rey de España entonces, promovió con el nombre de proyecto Ayre, patrocinado por esa monarquía del país más democrático y justo de la tierra: Arabia Saudita. No, querida, los españoles/as no podemos hacer eso. No podemos vender humo como tu amado esposo, porque el humo solo cotiza si lo venden apellidos reales. O cuñados reales.

Por eso te digo, parafraseando a tu padre: ¿por qué no te callas, reina? O mejor no. Quizá lo que ocurre es que entiendes que marcharte es lo mejor que puedes hacer. Vete a un país donde no os conozcan y podáis seguir con el latrocinio, la extorsión y la desvergüenza, claro que tu marido triunfe siendo un mindundi (que lo es) es poco probable. Tan solo te pediría una cosa: intenta llevar contigo a todos tus parientes . Al poder ser, te amigas con tu hermano y cuñada,  les precedes en ese exilio dorado y luego te los llevas. Fíjate, casi que  lo pagamos con gusto.

María Toca Cañedo

Santander-18-12-2016. 1,29.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en artículo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.