Manos

manos manos3

Manos que mecen, que aligeran penas

manos que cuidan, que enjuagan lágrimas

que refrescan la  enfebrecida frente,

y que con agua, enjuagan la liviana espesura

de una mente acaballada y dura.

Manos que labran tierra, que envejecen,

dejando el rastro de la simiente, en cada esquina;

manos que aplauden o que hieren,

depende del lugar, de  la hora,

y de lo que en la vida les tocara,

pues hay manos, para cada momento

y vidas que sin manos, no se entienden.

A veces hablan, cuando vuelan

ante los ojos, de quien escucha con ahínco,

las manos, que ayudan a la boca

a expresar como es el viento

que mece, y  araña la costumbre

de ser y hacer con la manos, la premura.

Manos que tienen garras y que hieren,

mancillan y agreden sin ambages,

manos, que vuelan en pos de una idea

como quien se queja de la suerte.

Manos, en fin, de madre, de amante,

de esposa o muerte, que tiemblan

cuando no tienen la suerte

de poseer el tiempo y la memoria

y se dejan sucumbir por una estrella.

Santander 15-2-15, 14,41. 391 días sin ti pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.