La soledad ataviada

554497_435236656514204_683244048_n

Esas noches plagadas de tristura

en donde me faltaba tu presencia,

oculto tras las nubes de la ausencia,

se encontraba tu vida y la mía

envuelta en desencuentros

y en sueños rotos y bravíos.

Esos días agrisados por la niebla

de no tenerte, de vaciar la copa,

donde bebía la nada, a cada trago

y destilaba amargura de mi boca.

La soledad, fiel compañera

de noches, días, enlodada

de palabras, de versos, y escuchaba

de mi boca una lenta letanía

de una ausencia anunciada

y no por eso, menos fría.

Los días, las horas, las ausencias

de todo aquello que amaba en la distancia,

se congregaron, al pronto, para darme

la luz y consistencia de la nada.

Hoy camino huera, con los ojos abiertos

buscando un alma que acompañe

la pausa, y el camino que me quede

en paz, aunque en soledad, ataviada.

Santander- 14-8-15, 22,38. 571 días sin ti, pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.