La respuesta es: nada

11227036_10205678486395091_3680317985485561958_n

Sabes lo que respondo

cuando escucho palabras vanas

o si los argumentos, me provocan la risa:

nada.

Silencio opaco,  sonrisa evanescente,

como sutil remilgo de desprecio absoluto.

Silencio y  distancia

son las premisas que esgrimo

a tanta estolidez.

No respondo, a menos que me importes

y no me importas nada.

Me dejaron de afectar,

tus cuitas, tus desmanes,

tus momentos precarios

o tu vaga prestancia de una lucidez ciega.

Me dejó de importar tu vida,

tal que si la descabalgas

o la dejas prendida de una roca

y te quedas en ella, asido

como una cosa

inservible y bien rota.

Te respondo: silencio.

Silencio, sumido en una larga distancia.

Y cuando escuches esa mudez altiva

quizá añores las palabras

que, como vil torrente,

por ti se despeñaron.

 Añorarás el agravio

que mis palabras  daban

a tu sutil inercia

y no encontrarás nada.

 Arribó raudo el silencio,

llegó la indiferencia

se enterró la paciencia.

Por eso, ahora,  la respuesta

es nada.

Santander-22-7-2016. 23,14

Para todos/as aquellos a los que regalé palabras de más. Silencio.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.