La niebla que cubre la soledad

13932761_900674063398994_6076549343930063816_n

Se levantó la niebla que cubría

con tibio manto la vereda

donde anidaba, tan sombría

la soledad bien tamizada.

Era silente, sin reproche

era calmada, tibia y lenta

la soledad que acompañaba

como sombra,

al caminante, en su derroche.

Al ir cercana

apenas si se le notaba

hasta que un abrazo de fierro

atenazaba

el cuello y se hundía cual la daga

en pleno corazón,

dejándolo extenuado y maltrecho.

Allí quedaba transida

 el alma en su tristura

envuelta de etéreas cadenas

que no dejan escorzo

 a la  libertad bien aplacada.

Porque cuando la soledad llega  y apresa,

se prendida por demás

sin  dejar  respiro ni la paz.

Tanto, que hasta se goza la orfandad

entonando un canto sordo, reiterado

mientras, en silencio,

 la figura hueca del destino

que osa amar esta clausura

se yergue como espiga en la mar.

Santander-21-8-2016. 18,51

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.