La huella

74776_10151331902413308_1815951242_n

La leve huella que precede mis pasos,

se funde, se amalgama

se queda envuelta en la tierra

que luego anidará mi cuerpo

mientras el alma se eleva a las estrellas,

y desde allí, os deja, como recuerdo,

unas palabras, más que una queja,

un desespero.

Hoy la boca sabe a hiel oscura,

escrutan los recuerdos

de una fantasmal noche acicalada

de estrellas, de luna destemplada

en el frío de una vida regalada

que anida y se estremece,

que por no tener, no tiene ni reflejo

en la ciénaga donde funden los pasos

que caminan despacio

sin tregua, sin espera y desparpajo

los días sin tino, esperando,

que llegue la luz a mi empinado barrio.

El viento barrerá mi pelo

con la saña con que socaba el aire marinero

y llegará hasta mí,

una brisa liviana de la tierra abierta

como el vientre, esperando fecundar,

abierta, de fauces y de miedo.

Así  queda la noche en espera

para anidar en ella todo el tiempo

y, si fuera posible,

ver, soñar, tomar la senda

que lleve al lugar

de donde nunca debimos salir

ni emprender a solas, los caminos

que yertos, socaban el horror

de un vuelo sin alas, de una voz sin tono

y de una mañana sin espera.

Santander-27-4-14, 14,26. 98 días sin ti

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.