La huella

images

Se nos pasan los días, sin dejar casi huella,

y nos llega el destino, apenas sin sentirlo,

el tiempo que se vuela, como si fueran hojas

mecidas por el viento, sin tregua; y el camino

que recorre el paso,  de mi celda,

apenas se da cuenta, que se va y despereza

la sonrisa, el llanto, las palabras no dichas

y la sombra de un álamo, que a sus pies, endereza.

Se nos marcha la vida, se nos llega el desierto

donde un sol aciago, calcina los recuerdos

y nos deja la huella, plegada, en el mismo infierno

de que aquí somos nada, apenas un silencio,

caminando hacia el viento, sin tregua

y dejando una eterna pisada, tras la senda,

 en donde todo queda, porque nada se borra,

sumido en el macabro destino que nos guarda,

que abandona  la mies, apenas sin labrarla.

Los árboles se mecen,  ante el paso cansino

de los que aquí avanzamos, sin contemplar el cielo,

 que nos teje memorias y nos cuenta el destino,

con las lentas palabras que expresan un motivo,

una fe, un destino, o quizá un desafío.

Santander-18-1-15. 0,55. 364 días sin ti pero contigo.

 

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.