La danza del sol sobre la piel

Acaricia suavemente el sol los ojos
cerrados al estío matinal
y se cruza por el cuarto
aquella sensación de no haber más.

Más tiempo de solana en el bolsillo,
más horas en el reloj de la pared
y más caricias eternas
que por momentos,
soliviantaron los poros de mi piel.

Aquel tiempo ido que nos vuelve

las viejas sensaciones olvidadas

que las trae, despacio, la solana,

y la caricia del sol sobre mi tez.

Quisiera devolver aquella imagen

al espejo, que refleja irisaciones

y desapego, en una piel,

que a fuer de vivida se desarma.

Tan solo dejaré abierta la cancela

para que tornen recuerdos

en espera, mientras el sol

ciega mi mirada, con lento

desapego de mi alma.

Tristuras y dulces complacencias,

nostalgias de mares en zozobra

y plenitudes, que entonces,

vivíamos en danza,

 y hoy,  apenas queda nada de ese ayer.

María Toca

Santander-21-10-2018. 13,20

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.