Huida

313327_243341095703762_139909_n

Algo se rompe,

se quiebra el alma,

como el cristal…

ras, ras, ras,

me quedo fuera.

 El pecho aprieta

como un sedal,

y en la garganta,

el grito mudo

del pedernal.

Algo muy dentro

se queda yerto,

cruje la noche

y rompe el silencio,

ras, ras, ras,

algo se quiebra,

como el cristal.

Un niño corre

tras una sombra,

marcha descalzo,

empuja un carro,

ras, ras, ras,

sigue marchando

hacia un lugar

donde la noche

no le amenace

ras, ras, ras,

algo se rompe.

Lleva en la frente

 seña maldita

de la pobreza,

ras, ras, ras,

pisa la piedra,

hiere sus fauces

con gritos sordos

que no se oyen.

En su mirada

porta el cansancio

de ver la muerte

y huir del miedo

que lo atenaza,

ras, ras, ras,

algo se quiebra

será su alma.

Entre pestañas

lleva memorias

de vidas yertas

y lágrimas secas

que no derramó.

A nadie importa,

ras, ras, ras,

nadie le escucha,

siente el silencio

con torvo paso,

empuja el carro,

y sigue andando.

Santander-20-1-2012. 18,55.

A todos los pequeños que huyen porque les robaron la infancia. A todos los que merecen la paz.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.