Herida que ni se cierra ni se acaba

29007_544777815566846_1610720195_n

Herida fiera, vive en mí,

que ni se cierra ni se cura,

fiel compañera, amante  espera,

 en días grises, como gredales o terrosos;

convive con mi alma y se solaza

como grieta salida de mi falda,

que al socaire de la sombra alargada y certera,

hirió con daga  afilada

la carne huera.

Herida   grave , abierta,

 estremece la carne, sin demora,

 que se apresta  rauda

a sembrar la sementera

de tristura y penas, combinada.

Esta herida que nunca acabará cerrada

porque desde ella, respira el alma

el hálito  de calor de mi templanza,

fiera y sutil,  fértil escarcha,

la riega y fecunda, aunque siangra

los días, las horas y las calmas.

Es la memoria de un amor tan grande

que cubre soledades, amplias esperas,

cierra puertas y goznes

a la sutil garra del enjambre

de unos recuerdos que galopan locos,

a veces, otros, renuncian a muy poco.

Santander -18-12-14, 10,35- 333 días sin ti pero contigo.

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.