Hacerse a un lado

10647161_588044844633674_2676212920223736383_n

Dan ganas, de virar,

hacerse a un lado,

dejar pasar la vida

sin tumulto, sin avío,

como si no fuera conmigo

el camino, tan largo, recorrido.

Dan ganas de esconderse

detrás de una esquina,

amordazarse, taparse los oídos,

por no escuchar el clamor

ni los gritos,  que lanzan en desafío

allende los mares,

los más débiles.

Hacerse a un lado, dejarse,

desaparecerse, diluirse

en el estanque del olvido,

como si no fuera conmigo,

el desastre.

Marchitarse en el olvido

dejar que los harpíos adelanten,

quedarme quieta, sin el grito

que de la garganta brota

a cada instante.

Dan ganas, de desaparecerse,

de tanto ver almas impías

de tanto insultarse,

de ver ojos cerrados, almas hueras

ante la incertidumbre de la vida.

Ansío ahogar este vacío

y nunca jamás quejarme ni dejarse

que me troquelen el instante

por cerrar los ojos, al estío.

Siento deseo de  hacerme

a un lado de la vida; en cambio,

sigo en medio, cansada, triturada,

incluso a veces, con el desaliento,

colgado de la entraña,

pero en medio: gritando,

haciendo ruido.

Santander-26-1-16. 17,59

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.