Fin de la función

Y de pronto se nos llenó la boca de noche,

se apagaron las luces diurnas y se encendió

el silencio que abrasaba gargantas.

 

Se nos cercenó la fiesta en un instante

y nos dimos cuenta que habíamos crecido

tan rápido que ni nos reconocimos.

Se nos borraron  recuerdos

de cuerpos palpitantes, franco retroceso

al lugar donde no existe nada,

y todo queda huero. Vacío. Sin recuerdos

que fabulen pasados y crean nostalgias

que conformen la historia.

 

Se nos agarroto la madrugada

y nunca más sentimos el sabor del  buen vino

ni el gusto de unos besos, robados,

en el instante mismo en que el deseo plañe.

 

Así, casi sin darnos cuenta, nos desaparecimos,

 solo restó recoger las difusas tramoyas

de una función sin arte.

María Toca

Santander .-11-11-2018. 21, 26

 

Acerca de Maria

Escritora María Toca: 1ºPremio Ateneo de Onda Novela, 2016: Son Celosos los Dioses 2ºPremio de Relato Ateneo de Fraga: El Paseador, 2014 Finalista Premio Internacional de Relato Hemingway, 2013 Finalista de varios premios más de relato. Poeta Articulista/Coordinadora/ Fundadora de LA PAJARERA MAGAZINE. Obra publicada: Novela: El Viaje a los Cien Universos Son Celosos los Dioses Relatos coral: Vidas que Cuentan
Esta entrada fue publicada en poema y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.